Es posible viajar mientras estás embarazada. Solo debes seguir estos consejos para que todo sea perfecto

Estar embarazada no es un impedimento para seguir disfrutando de la vida. Al contrario, el cambio de ambiente les hará muy bien a ti y al bebé.
Es posible viajar mientras estás embarazada. Solo debes seguir estos consejos para que todo sea perfecto
Foto: Shutterstock.com

Un viaje siempre cae bien

El embarazo es una etapa hermosa, pero también trae consigo cansancio extremo, cambios de humor, pérdida de agilidad, entre otras cosas que pueden hacer que no te sientas de la mejor forma. Es por eso que cambiar por unos días la rutina puede ser muy bueno para ti. Sin embargo, es importante que le cuentes a tu médico que piensas realizar un viaje, para que te diga si es oportuno hacerlo y si debes tener algunas precauciones al hacerlo.

¿Cuándo es el mejor momento para viajar?

En realidad, cualquier momento es bueno para hacerlo, excepto si tienes un embarazo de alto riesgo o padeces de alguna enfermedad mientras estás gestando. Sin embargo, algunos expertos recomiendan que realices viajes en el segundo trimestre del embarazo, momento en que ya pasaron las náuseas y los mareos, y todavía es fácil para ti moverte con cierta libertad, porque los últimos tres meses tu panza estará muy grande y tal vez pierdas un poco de movilidad e independencia.

Viajar en avión

Recuerda que las aerolíneas cuentan con una restricción para viajes de mujeres embarazadas. Solo podrás usar este medio de transporte si tienes menos de 32 semanas, si necesitas viajar luego de ese tiempo, seguramente te solicitarán una autorización médica para hacerlo. Es recomendable que no realices viajes muy largos, que te mantengas hidratada y trates de relajarte y dormir.

Una buena opción

Realizar viajes cortos en tu carro será genial, porque podrás ir a tu ritmo, detenerte cuántas veces sea necesario para descansar, comer e ir al baño. Además, podrás llevar ropa cómoda, escuchar la música que gustes y sentirte más libre que en cualquier otro medio de transporte. Por motivos de comodidad, es recomendable que no conduzcas trayectos largos en el tercer trimestre del embarazo.

Recomendaciones básicas

  • Consulta a tu médico antes de ir de viaje.
  • Mantente hidratada durante el trayecto.
  • Lleva comida en tu bolso para alimentarte bien durante el camino.
  • Usa ropa cómoda.
  • Viaja acompañada, así tendrás quien te apoye en alguna eventualidad.
  • Disfruta cada instante de esa aventura.

¡Síguenos!