Piénsalo dos veces antes de comprarle peluches a tu bebé

Como siempre, cuando se trata de los más pequeños se deben tener precauciones.
Piénsalo dos veces antes de comprarle peluches a tu bebé
Tomada de Pixabay

No te apresures, ten en cuenta esto

Piénsalo dos veces antes de comprarle peluches a tu bebé

Tomada de Pexels

No se trata de ser tajantes y decir son buenos o malos, eso depende de cada caso y de cada bebé. Lo que si es muy importante es que se deben tener en cuenta diferentes aspectos antes de llenar de peluches la casa. Puede que te parezcan los muñecos más bonitos pero no te dejes llevar solo por eso.

Alergias

Piénsalo dos veces antes de comprarle peluches a tu bebé

Tomada de Pexels

Todos nacemos predispuestos genéticamente para ciertos elementos que nos producen molestias, polen, polvo, olores fuertes, en fin. Si además de esto se suma el material en que están hechos los peluches las molestias podrían ser muy incomodas para tu bebé, prueba que sea tolerante a los materiales de los muñecos, pide consejo a su pediatra, y ahí si compra.

Asfixia

Piénsalo dos veces antes de comprarle peluches a tu bebé

Tomada de Pixabay

Aunque pueda sonar paranoico, en este caso es mejor ser exagerado que tener problemas por exceso de confianza. Antes de llevar un muñeco a tu casa y dárselo a tu bebé revisa los elementos que podrían desprenderse, ojos, elementos en las manos, moños, nariz. Los bebés todo lo meten a su boca y no deben correr riesgos innecesarios.

Enfermedades

Piénsalo dos veces antes de comprarle peluches a tu bebé

Tomada de Pexels

Revisa de que material está relleno el muñeco que quieres comprar para que no corras riesgos con un elemento tóxico. Cuando ya tengas peluches en tu casa no dejes que se llenen de mugre, lávalos constantemente, y asegúrate que queden completamente secos. El mal tratamiento de estos podría volverlos un foco de infecciones para tu bebé.

Dice el adagio “seguridad mató a confianza”

Piénsalo dos veces antes de comprarle peluches a tu bebé

Tomada de Pixabay

Ya teniendo esto en cuenta puedes estar tranquila de comprarle peluches a tu bebé del tamaño de un panda o de una ardilla, intenta hacerlo en un lugar de confianza, en donde se pueda revisar su etiqueta, que no te quede ninguna duda que el producto que vas a llevar está en perfectas condiciones de higiene y salubridad.

¡Síguenos!