¿Has decidido convertirte en mamá por primera vez? Estas son algunas cosas que debes saber. ¡Empiezas una gran aventura!

Comenzarás una etapa única llena de mucho aprendizaje y cambios, no solo físicos sino internos. Prepárate para todos ellos.
¿Has decidido convertirte en mamá por primera vez? Estas son algunas cosas que debes saber. ¡Empiezas una gran aventura!
Foto: Shutterstock.com

Alegría, temor, las ganas de que el tiempo pase rápido para ver su carita por primera vez, querer ser la mejor, que todo sea perfecto, son algunos de los primeros pensamientos que tenemos las mujeres cuando descubrimos que seremos madres. Si estás en este momento de la vida, te invitamos a tomarlo todo con calma y a disfrutar de esta experiencia. Aquí algunos consejos para que todo sea más fácil de llevar:

1- Los controles médicos son fundamentales

controles-medicos

Foto: Pixabay.com

En el momento que descubres que estás embarazada, es importante que hagas cita con tu médico. Él te brindará valiosas recomendaciones y te informará cuál es el proceso que debes seguir durante los próximos nueve meses. Trata de no faltar a los controles y de preguntarle, sin pena, cualquiera de las dudas que tengas.

2- Tu embarazo no debe ser igual al de las demás

Tu embarazo no debe ser igual al de las demás

Foto: Shutterstock.com

Una de las primeras cosas que ocurren cuando cuentas la gran noticia, es que todas las que ya son mamás te bombardean con mil preguntas y consejos sobre cómo debes llevar los meses que vienen. Tranquila, respira, escucha lo que tienen para decirte, pero lleva tu embarazo a tu ritmo. Todos los cuerpos son diferentes y hay cosas que no ocurren de la misma manera.

3- Los primeros meses no serán un lecho de buenos momentos

Los primeros meses no serán un lecho de buenos momentos

Foto: Shutterstock.com

Aunque saber que una vida crece dentro de ti te hará sentir muy feliz y especial, la realidad es que tu organismo se está adaptando para ser un buen lugar para alojar a tu bebé, por lo que los mareos, las náuseas y el malestar general, te acompañarán por algunas semanas. Esas molestias, se producen por el aumento de una hormona llamada gonadotropina coriónica humana, que estimula la sensación de náuseas y vómito, pero tranquila, entre las semanas 14 y 15, los niveles de la hormona disminuyen y tú te sentirás mucho mejor. Sin embargo, todo depende del organismo, algunas mujeres pasan este primer trimestre en relativa calma, mientras que otras sí sienten fuertes malestares. No te estreses por esto, deja que todo fluya.

4- ¿Cuándo empezarás a sentir a tu bebé?

Cuándo empezarás a sentir a tu bebé

Foto: Pixabay.com

Aunque sabemos que quieres sentirlo desde el primer día de tu embarazo, esto tendrá que esperar un poco. Es normal que comiences a sentir los movimientos de tu bebé después de la semana 24 del embarazo. ¡Será una sensación que jamás olvidarás!

5- Ejercicio, ¿sí o no?

Ejercicio, ¿sí o no?

Foto: Pixabay.com

En todo momento de la vida, realizar actividad física es muy importante y el embarazo no es la excepción. Sin embargo, si normalmente no te ejercitas, tal vez no sea lo más apropiado iniciar precisamente en esta etapa de tu vida. Sin embargo, lo mejor es que consultes con tu médico para que te indique qué actividades puedes realizar y con qué intensidad.

6- ¡No enloquezcas con las compras!

No enloquezcas con las compras

Foto: Pixabay.com

La ropa de bebé es lo más tierno y hermoso que se han podido inventar, por lo que es normal que tú quieres comprar TODO lo que ves para el tuyo. Sin embargo, hacemos un llamado a la calma, porque los bebés crecen muy rápido, así que un principio no necesitarás una gran cantidad de ropa. Guarda tu deseo compulsivo para cuando tu bebé ya esté un poco más grande.

7- Está bien pedir ayuda

Está bien pedir ayuda

Foto: Pixabay.com

A veces tenemos ese deseo de ser autosuficientes y de demostrar que el embarazo no ha cambiado nada en nosotras, pero la realidad es que lo cambia TODO. No se trata de que te vuelvas dependiente de las demás personas que están en tu vida, pero sí de ser honesta contigo misma y con ellas y atreverte a pedir ayuda cuando lo creas oportuno. No siempre debes ser la ‘Mujer Maravilla’, a veces puedes parar y dejar que otros te apoyen.

¡Síguenos!