No vas a creer los 5 beneficios que tiene el uso de una faja post parto

No hay una regla puntual para recuperar la figura después del parto. Cada mujer es diferente y aunque algunas la recuperan muy rápido, otras tardan incluso años. Un elemento que puede ayudar a moldear nuevamente tu cuerpo es una faja post parto.

1. Reduce la hinchazón si has tenido una cesárea

Las fajas post parto ejercen compresión en la zona abdominal, lo cual acelera el proceso de recuperación. Además, reduce la hinchazón en el vientre si has tenido una cesárea. También, estarás menos expuesta a lastimarte las suturas de la operación y menos expuesta a las bacterias e infecciones externas.

2. Ayuda a mejorar tu postura

Luego de nueve meses es bastante probable que tu espalda se encuentre resentida y hasta tengas una postura inadecuada. El uso de una faja post parto te permite mejorarla de manera progresiva hasta devolverla a su posición correcta. Si la utilizas cuando realizas actividades comunes, va a ir adecuando tu espalda a tener una buena postura y luego no tendrás que utilizarla.

3. Favorece el drenaje linfático

Dependiendo del clima, una faja puede ayudarte a sudar. Eso, previene al cuerpo de retener líquidos que posteriormente pueden causar hinchazón del abdomen. Además de esto, usar una faja post parto mantiene a tus músculos donde deberían estar originalmente, acelerando la recuperación.

4. Ayuda con tu autoestima

Muy estrecha es la relación entre verse bien y sentirse bien. Mientras recuperas tu figura previa al embarazo, el uso de la faja te mantendrá con el ánimo en alto. Además, que a medida que vayas perdiendo peso, irá moldeando tu figura. Colocará los músculos del abdomen en su lugar. Esto te a va hace sentir más segura y con el cuerpo que tenías antes del embarazo.

5. Ayuda con la recuperación de los órganos internos luego del embarazo

Como es bien sabido, una faja post parto ejerce una presión moderada que ayuda a los órganos del cuerpo. Específicamente tu útero y tus ovarios a recuperarse y a colocarse de nuevo en su posición original. Además, la presión que ejerce disminuye considerablemente el dolor en las caderas y la baja espalda hasta 4 semanas luego del nacimiento de tu bebé.

¡Síguenos!